miércoles, 18 de agosto de 2010

Los Diez Mandamientos 4.0

Advertencia preliminar:
El artículo que incluyo a continuación no es una cibertrola. Es una simple descripción de algunas de las versiones que tienen los Diez Mandamientos.

Hace ya tiempo, un día que me surgió una duda sobre uno de los Diez Mandamientos, se me ocurrió buscar en la Biblia que tengo en casa el capítulo del Éxodo en el que Moisés comunica a su pueblo las directrices que le ha marcado Yavhé en el monte Sinaí. Qué mejor sitio, pensé, para encontrar esa relación, que el Libro Sagrado. Pero me llevé una gran sorpresa al comprobar que esos mandamientos no eran los mismos que yo conocía por mi educación cristiano-católica. Empecé a cotejar los mandamientos uno a uno y vi que había bastantes diferencias. Ahondando más en la matería, descubrí que hay muchas versiones.
Existen, por lo menos, ocho versiones "oficiales" de los Diez Mandamientos, en algunos casos con sutiles diferencias:

Dentro de la Biblia:
1. Éxodo, capítulo 20, versículos 2 al 17 (Éxodo 20:1-17).
2. Éxodo, capítulo 34, versículos 10 al 28 (Éxodo 34:10-28).
3. Deutoronomio, capítulo 5, versículos del 6 al 21 (Deutoronomio 5:6-21).

Otras versiones:
4. Decálogo de la Iglesia católica en su catecismo.
5. Decálogo de las confesiones Protestantes.
6. Los Diez Mandamientos del Mormonismo.
7. Los Diez Mandamientos del Judaísmo.
8. Los Diez Mandamientos de las Iglesias Evangélicas.

Mi sorpresa fue mayúscula: ¡dentro de la misma Biblia hay tres versiones diferentes! Además cada iglesia ha adaptado los mandamientos según sus prioridades y convicciones. Cierto que el tronco es común, pero es muy curioso ver las variaciones que se han ido introduciendo históricamente.
No es mi intención tratar en este post el tema con profundidad. Hay un excelente artículo en la Wikipedia que detalla magníficamente las diferencias.
Mi propósito es centrarme sólo en la comparación de las versiones de la Biblia y de la Iglesia católica.

Para empezar, situemos las cuatro versiones que tenemos, más la que fue destruida por Moisés (Éxodo 32:19).

Éxodo 20:2-17
Moisés sube por primera vez al monte Sinaí y al bajar comunica al pueblo judío, verbalmente, las palabras de Yahvé.

Éxodo 32:19
Moisés baja con las tablas, grabadas por ambos lados por Dios, y al ver el becerro de oro las tira y las hace añicos. Se supone que ponía lo mismo que en las tablas que Yahvé le rehízo más tarde.

Éxodo 34:10-28
Yahvé dice a Moisés que talle otras dos tablas de piedra y que hará una copia de la versión que rompió y que Él mismo escribirá con su poder divino.

Deutoronomio 5:6-21
Moisés convoca a todos para comunicarles los preceptos y normas que Yavhé escribió en las tablas de piedra y luego le entregó.

Decálogo de la Iglesia católica
Toma como base los Mandamientos de Éxodo 20:1-17, pero con adaptaciones y modificaciones.


Para apreciar mejor las diferencias he reproducido todos los mandamientos, por orden, de las distintas versiones. Los textos que figuran a continuación están sacados de la Biblia de Jerusalén y del catecismo de la Iglesia católica.

1º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
Yo soy Yavhé, tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, del lugar de esclavitud.

Éxodo 34:10-28
No te postres ante un dios extraño, pues Yahvé se llama Celoso, es un Dios celoso. No hagas alianzas con los habitantes del país, pues cuando se prostituyan con sus dioses y les ofrezcan sacrificios, te invitarán a participar en sus sacrificios. No tomes a sus hijas para tus hijos, pues sus hijas se prostituirán con sus dioses y prostituirán a tus hijos con sus dioses.

Deutoronomio 5:6-21
Yo soy Yavhé tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre.

Decálogo de la Iglesia católica
Amarás a Dios sobre todas las cosas.



2º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
No tendrás otros dioses fuera de mí.
No te harás escultura ni imagen alguna de lo que hay arriba en los cielos, abajo en la tierra o en las aguas debajo de la tierra.
No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque yo Yavhé, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos, hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian, pero tengo misericordia por mil generaciones con los que me aman y guardan mis mandamientos.

Éxodo 34:10-28
No te hagas dioses de metal fundido.

Deutoronomio 5:6-21
No tendrás otros dioses fuera de mí.

Decálogo de la Iglesia católica
No tomarás el nombre de Dios en vano.


3º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
No pronunciarás el nombre de Yavhé, tu Dios, en falso; porque Yavhé no dejará sin castigo a quien pronuncie su nombre en falso.

Éxodo 34:10-28 
Guarda la fiesta de los Ázimos; durante siete días comerás ázimos como te mandé, en el tiempo señalado del mes de Abib, pues en el mes de Abib saliste de Egipto.
Todo primogénito es mío. El primer nacido de asno lo rescatarás con una oveja; y si no lo rescatas, lo desnucarás. Rescatarás todos los primogéntios de tus hijos. Nadie se presentará ante mí con las manos vacías.

Deutoronomio 5:6-21
No tomarás en falso el nombre de Yahvé tu Dios, porque Yahvé no dejará sin castigo a quien toma su nombre en falso.

Decálogo de la Iglesia católica
Santificarás las fiestas.


4º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
Recuerda el día del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todos tus trabajos, pero el día séptimo es día de descanso en honor de Yahvé, tu Dios. No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el forastero que habita en tu ciudad. Pues en seis días hizo Yahvé el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto contienen, y el séptimo descansó; por eso bendijo Yavhé el día del sábado y lo santificó.

Éxodo 34:10-28 
Durante seis días trabajarás, pero el séptimo descansarás; en la siembra y en la siega, descansarás.

Deutoronomio 5:6-21
Guardarás el día del sábado santificándolo, como te lo ha mandado Yahvé tu Dios. Seis días trabajarás y harás todas tus tareas, pero el día séptimo es día de descanso, consagrado a Yahvé tu Dios. No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguna de tus bestias, ni el forastero que vive en tus ciudades; de modo qeu puedan descansar, como tú, tu siervo y tu sierva. Recuerda que fuiste esclavo en el país de Egipto y que Yahvé tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y tenso brazo; por eso Yahvé tu Dios te manda guardar el día del sábado.

Decálogo de la Iglesia católica
Honrarás a tu padre y a tu madre.


5º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que Yahvé, tu Dios, te va a dar.

Éxodo 34:10-28
Celebrarás la fiesta de las Semanas, al comenzar la siega del trigo, y la fiesta de la Cosecha, al final del año

Deutoronomio 5:6-21
Honra a tu padre y a tu madre, como te lo ha mandado Yahvé tu Dios, para que se prolonguen tus días y seas feliz en la tierra que Yavhé tu Dios te da.

Decálogo de la Iglesia católica
No matarás.

6º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
No matarás.

Éxodo 34:10-28
Tres veces al año se presentarán todos tus varones ante el Señor Yahvé, Dios de Israel.
Cuando expulse a las naciones delante de ti y ensanche tus fronteras, nadie codiciará tu tierra cuando subas, tres veces al año, a presentarte ante Yahvé, tu Dios.

Deutoronomio 5:6-21
No matarás.

Decálogo de la Iglesia católica
No cometerás actos impuros.

7º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
No cometerás adulterio.

Éxodo 34:10-28
No ofrecerás pan fermentado junto con la sangre de mi sacrificio.

Deutoronomio 5:6-21
No cometerás adulterio.

Decálogo de la Iglesia católica
No robarás.

8º mandamiento:

Éxodo 20, 2-17
No robarás.

Éxodo 34:10-28
No guardes para el día siguiente parte de la víctima de la Pascua.

Deutoronomio 5:6-21
No robarás.

Decálogo de la Iglesia católica
No dirás falso testimonio ni mentirás.

9º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
No darás testimonio falso contra tu prójimo.

Éxodo 34:10-28
Lleva a la casa de Yahvé, tu Dios, los primeros frutos de su suelo.

Deutoronomio 5:6-21
No darás testimonio falso contra tu prójimo.

Decálogo de la Iglesia católica
No consentirás pensamientos ni deseos impuros.


10º mandamiento:
Éxodo 20, 2-17
No codiciarás la casa de tu prójimo, ni codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.

Éxodo 34:10-28
No cuezas el cabrito en la leche de su madre.

Deutoronomio 5:6-21
No desearás la mujer de tu prójimo, no codiciarás su casa, su campo, su siervo o su sierva, su buey o su asno: nada que sea de tu prójimo.

Decálogo de la Iglesia católica
No codiciaras los bienes ajenos.


 Imagino que la mano de distintos redactores de la Torá, libro en el que se basa el Antiguo Testamento, tiene la culpa de las diferencias entre distintos pasajes del libro. En cuanto al decálogo católico, hay que reconocer que recoge la esencia de los preceptos, eliminando la restricción iconoclasta y condensando el resto de los mandamientos para que fueran fácilmente recordables por sus seguidores.

Entradas populares